• 23 JUL 15
    • 0
    Endodoncia: ¿Sabemos realmente qué es?

    Endodoncia: ¿Sabemos realmente qué es?

    La endodoncia es uno de los procedimientos que se emplean para eliminar el nervio interno o pulpa que hay en el centro del conducto del diente. Se trata de un tratamiento encaminado a extraer esa pulpa, que es un tejido pequeño en forma de hebra, cuando está enfermo, dañado o muerto.

    El objetivo principal es eliminar el dolor y las molestias que provocan al paciente esas piezas dentales mediante la limpieza de la cámara pulpar y un tratamiento específico de los conductos y, además, salvar esa pieza. En la actualidad, es uno de los tratamientos con mayor respuesta positiva, ya que los dientes endodonciados tienen un éxito del 95%. Eso sí, para ello es imprescindible ponerse en manos de un buen especialista, un odontólogo o estomatólogo. Es el profesional indicado ya que posee la formación necesaria y los conocimientos médicos y los medios técnicos más adecuados para cualquier caso de endodoncia, desde aquellos tratamientos más sencillos hasta los caso en los que hace falta un retratamiento más profundo o una cirugía endodóntica.

    Entre las razones más comunes por las que se procede a realizar una endodoncia se encuentran las fracturas en los dientes, las caries más profundas o lesiones, así como golpes severos que se haya producido en la raíz.

    Cuando se procede a realizar una endodoncia se persigue la forma más idónea de tratar una pulpa que está infectada o muerta; ya que, en caso contrario, se genera un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección, que puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

    La endodoncia ha introducido ventajas, ya que hace unos años, cuando una pulpa se encontraba en esas condiciones, se procedía a extraer la pieza dental. Hoy día, gracias a estos tratamientos, es posible salvar ese diente.

    Pasos que sigue un médico dentista en una endodoncia

    Una endodoncia es un tratamiento que se lleva a cabo por parte del odontólogo durante varias consultas sucesivas en la clínica dental. El número de visitas depende de cada situación, pero hay varios procedimientos comunes:

    1. Perforación del diente: El primer paso es llevar a cabo una perforación. Cuando se trata de dientes anteriores se realiza en la parte de atrás, mientras que para molares o premolares es en la corona.
    1. Limpieza dental y forma: Una vez que se ha retirado la pulpa enferma, que es lo que se denomina pulpectomía, se procede a realizar la limpieza de esa área. Además, se da forma a la cámara de la pulpa, así como a los conductos de la raíz para rellenarlos más tarde.Como no todos los casos de endodoncia son iguales, cuando son tratamientos en los que se requiere acudir más de una vez a la clínica dental, lo que se hace es restaurar la abertura de la corona, de forma temporaria, con el fin de proteger al diente hasta la próxima consulta.
    1. Restauración: En la próxima visita, se comienza retirando el material temporario y se llevan a cabo la restauración permanente en la cámara pulpar y el conducto radicular. Más tarde, el odontólogo procede a la inserción de un material cónico de goma, que se denomina gutapercha, en cada uno de los conductos para sellarlo después con cemento. En algunas ocasiones se coloca una varilla plástica en el conducto como soporte estructural.
    1. Colocación de la corona: El último paso que se realiza es la colocación de una corona permanente sobre el diente. Con ello, se le devuelve su forma y aspecto original. En aquellos casos dentición primaria, el conducto se rellena con un material que es reabsorbible.
    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply