• 18 OCT 15
    • 0
    Los “selfies” incrementan los tratamientos de estética dental

    Los “selfies” incrementan los tratamientos de estética dental

    El fenómeno “selfie” incrementa la demanda de tratamientos de estética dental. La creciente tendencia a tener mayor visibilidad en redes sociales ha llevado consigo a un incremento de tratamientos de estética, también en el ámbito dental.

    La moda de la autofoto, cada vez más extendida, tiene aparejada un incremento del cuidado personal, con un aumento de intervenciones estéticas entre los que se encuentra la corrección de la posición de los dientes, mediante ortodoncia, así como el blanqueamiento para tener una sonrisa más bonita.

    Más del 15% de las consultas sobre estética dental vienen motivadas por el deseo de paciente de conseguir una mejor sonrisa para su trabajo y su ámbito social, en el que se incluyen los selfies. A ello se une los casos en los que se demandan tratamientos para mejorar el aspecto de los dientes debido a profesiones en las que es necesario (presentadores de televisión, actores, moda, relaciones públicas, trato directo con público, etc.). En otras ocasiones, se pretende mejorar la autoestima o acabar con algún complejo que repercute en la personalidad del paciente.

    Aparte del cuidado físico, un valor positivo es que se trata de una vía más que abre la puerta a la visita al médico dentista, con la posibilidad de mejorar también la salud bucodental.

    Tratamientos de estética dental

    Entre los cinco tratamientos de estética dental más demandados se encuentran:

    Blanqueamiento dental: El objetivo de esta técnica es conseguir unos dientas más blancos e igualados en su tonalidad. Este tratamiento estético puede realizarse con luz fría o con cubetas. En el caso de la luz fría, se consiguen en una sesión blanquear hasta cuatro tonos el color de los dientes. Todo ello, sin ningún tipo de contraindicación, efectos secundarios o daños al esmalte.

    Coronas de porcelana: Este tratamiento es permanente y se trata de sustituir la parte visible del diente por una pieza que se adapta al tamaño de los otros, además se elige entre una paleta de gamas, la que más asemeja a su color natural. De esta forma, se obtiene una sonrisa uniforme, con una pieza dental del tamaño y color que se desean.

    Carillas de porcelana: En este caso, la opción estética es colocar unas láminas de porcelana pegadas sobre el diente natural del paciente. El objetivo es igualar el tono o equilibrar el tamaño de la dentadura.

    Contorneado de dientes: Con este contorneo, se mejora la estética de la sonrisa con pequeños retoques, pero con notables cambios dentales. Sirve para disimular dientes ligeramente rotos, así como para devolverles dientes textura, curvatura y suavidad. El número de sesiones necesarias depende de la estimación que realice en cada caso el odontólogo.

    Ortodoncia invisible: Para poder corregir la posición de nuestros dientes, sin que la imagen se vea afectada y conseguir un sonrisa armónica, existen novedosas técnicas como la ortodoncia invisible. Este sistema de alineamiento dental cobra cada día más fuerza, por sus buenos resultados, transparencia y comodidad. Los pacientes optan cada día más por esta solución a medida que corrige la posición de forma gradual e imperceptible. Una alternativa a los brackets muy solicitada.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply